Feliz Navidad 2018

¡Feliz Navidad a todos!

          Ya estamos de vacaciones pero seguro que durante estas semanas tan especiales para todos no nos olvidaremos demasiado de las Matemáticas, si es que estamos enamorados de ellas…

          Lo primero que observaremos son las fantásticas luces de navidad que decorarán cada una de las calles de nuestra ciudad, ¿las habéis analizado bajo un punto de vista matemático?. Casi todas están compuestas con formas geométricas: círculos, triángulos, esferas… Además, podemos escuchar en las noticias la cantidad exactas de bombillas que cada ciudad utiliza, ¿de verdad se habrán parado a contarlas?…

          Cuando llega la mañana del 22 de diciembre  nos despertamos con la emoción del Sorteo extraordinario de la lotería de Navidad, ¿cuántos números escucharemos esa mañana?. Seguro que no somos capaces de contabilizarlos. Además, cuantas divisiones haremos… si llevo una participación de 2€ y ha tocado 1000€ a la serie que son 10 décimos y cada décimo son 20€…., ¿cuánto me ha tocado?. Por otro lado, podríamos calcular la probabilidad de que nos toque la lotería en el sorteo del Niño y compararla con la probabilidad que teníamos en el sorteo de Navidad.

        Si hemos tenido la suerte de que nos ha tocado la lotería no haremos demasiadas cuentas en los regalos que compramos, pero si no nos ha tocado, seguro que tendremos que hacer cuentas y cuentas para saber cuanto nos hemos gastado en regalos y sobre todo, contaremos una y otra vez los regalos para no olvidarnos de nadie.

        Después, llegará la hora de las cenas familiares, contaremos cuántas sillas, platos, vasos, langostinos, botellas de champán,… necesitamos. ¿Os habéis parado a contar cuantas “r” tienen los villancicos que cantaremos una y otra vez? Hay del Chiquirritín, chiquirriquitín… , hacia Belén va una burra Rin Rin, yo me remendaba yo me remendé… , Arre borriquito, arre burro arre, arre más deprisa que llegamos tarde…

          Para finalizar el año, tendremos las 12 campanadas, pero antes escucharemos los cuartos y nos comeremos las 12 uvas y así comenzará  un nuevo año, donde tendremos 365 días más para seguir usando las Matemáticas y sobre todo, para enamorarnos de ellas.